viernes, 11 de marzo de 2011

El paseo literario, un buen atajo para llegar a la letra escrita: el Moguer de Juan Ramón Jiménez

El pasado 17 de febrero acompañamos a los estudiantes de 4º ESO a visitar la casa museo de Juan Ramón en Moguer, en la que pasó sus primeros años. Siete años ha pasado cerrada por trabajos de restauración. La casa de la calle Nueva, enfrente de la casa de don José el dulcero de Sevilla, data del siglo XVIII, y fue restaurada por la familia Jiménez en 1.885. Su creación como Casa-Museo se remonta al año de la concesión del Premio Nobel al poeta moguereño, y se llevó a efecto por acuerdo unánime del Ayuntamiento de Moguer y la Diputación Provincial de Huelva , previo consentimiento del matrimonio Jiménez, que colaboró en su constitución, donando gustosamente toda su biblioteca, así como los muebles y demás enseres del piso de la calle Padilla nº 38, de Madrid, depositados en el Museo Romántico al salir el matrimonio Jiménez para el exilio forzoso. Abrió sus puertas al público días después de la muerte del poeta. Actualmente su conservación depende de la Fundación Juan Ramón Jiménez.
Un refrigerio en la Plaza de las Monjas, a las puertas del convento de Santa Clara, y presidida por un monumento a Colón, nos sirvió como primera parada. La casa natal, situada en el barrio de la Ribera, fue el destino de los pasos de nuestros estudiantes para ver los arcos neomudéjares que presiden el balcón, desde el cual escucharían los oídos del niño Juan Ramón los pregones de Arreburra el aguador, que vivía en la caseta de enfrente.
Siguiente etapa, el castillo, ahora sede de la oficina de Información Turística.
El monumento a Juan Ramón en la Plaza del Cabildo sirvió de escenario para la lectura de algunos poemas; de ahí, a la Plaza de la Iglesia, desde donde se puede contemplar la torre que cuando se veía de cerca parecía una Giralda vista de lejos. La pastelería de la Victoria ayudó a los jóvenes a recuperar su nivel de glucosa.
El paseo terminó en el cementerio de Moguer para visitar la tumba que contiene los restos del escritor y de Zenobia Camprubí.




Textos:


Se acaba de publicar Arte menor, uno de los proyectos Juan Ramón que no vieron la luz en forma de libro. Ahora lo hace con 42 textos inéditos de la mano de José Antonio Expósito Hernández en Ediciones Linteo.

3 comentarios:

Lu dijo...

Manolo, yo hice una ruta similar este verano. Fueron mis vacaciones familiares. Estuve dos semanas en Fuenteheridos (Huelva) y, en una de las escapadas, hicimos la ruta colombina.

Si te parece bien, añado esta referencia <a href="https://sites.google.com/site/callejerosliterarios/enlaces-interesantes>aquí</a>

Manolo dijo...

Yo soy de un pueblo de la provincia de Huelva, como podrás haber notado por el vídeo que abre mi blog.
La zona de la sierra de Huelva es una auténtica maravilla, todavía poco reconocida y visitada. Qué te voy a decir que no hayas visto en quince días de estancia allí: Fuenteheridos, Aracena, Cortegana, Almonaster, Linares de la Sierra, Alájar, etc.
Y, claro, Moguer para los profes de Lengua tiene un plus que nos imanta...porque, en efecto, él se fue, pero los pájaros siguieron cantando y nosotros seguimos recordándolo y paseando las calles que él pudo pisar cuando era niño.
Gracias por venir por aquí.
Un saludo.

Lu dijo...

Glups, copié mal el código del enlace. Disculpa.

En cuanto a lo que dices de la Sierra de Huelva, te tengo que dar la razón. Nunca me hubiera imaginado una zona tan verde y con tantas fuentes. Las fuentes de los doce caños no las había visto en ningún lugar más que allí.

Fue una estancia fantástica.