sábado, 6 de marzo de 2010

Miguel Hernández: Las nanas de la cebolla

Exaltación de la alegría de vivir por parte del padre Miguel Hernández, que aconseja a su hijo que defienda la risa por encima del hambre y las penurias en las que vive. No quiere que sea consciente de las circunstancias por las que él está pasando. Hermoso y gran poema este, lleno de ternura, no por conocido y repetido, menos valorado.

4 comentarios:

Samuel De la Cruz Martínez dijo...

Manolo el pasado miercoles tube una conferencia en mi instituto sobre Miguel Hernandez dada por Manuel Hernandez, otro escritor, estubo muy bien. Por cierto Manolo me gustaria que vieras mi blog si no te importa, aqui lollevas: http://www.blogger.com

Espero que estes bien, al igual que los demas profesores.

PD: Hecho de menos que alguien me lea en las clases de lengua.

MaNuEL dijo...

Me alegra que sigas entrando en el blog.
Te tengo que regañar porque no has corregido todavía las faltas de ortografía.
Mándame la dirección correcta del blog. Con esa no entro.
Un abrazo.

5º E del CEIP Tomás de Ybarra de Tomares dijo...

Por más que lo lea y lo escuche, este poema nunca dejará de amocionarme.
Pepa

Samuel De la Cruz Martínez dijo...

Desastrosamente sigo teniendo faltas de ortografia, pero lo bueno es que van en desminucion. Es raro de que no salga el link, bueno aqui lo tienes de nuevo:

http://www.tamq.blogspot.com/