miércoles, 25 de febrero de 2009

Excursión a Fuentevaqueros y El Torcal de Antequera

Foto: Manuel López

Por fin se pudo llevar a cabo una salida muy interesante, con motivo de la celebración del Día de Andalucía. Ya hace algún tiempo que planteamos los departamentos de Lengua y Ciencias Naturales una visita conjunta a dos lugares de sumo interés para nuestros alumnos de 4º de ESO, la casa natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros y el Paraje Natural de El Torcal, en Antequera. La distancia en kilómetros era considerable, pero creímos que el fin lo merecía.
A punto estuvimos de no hacer la excursión, porque el seguimiento por parte del alumnado no fue como esperábamos y deseábamos.
Creo que, a pesar del tiempo de viaje, la excursión ha sido un éxito y los estudiantes han llegado, aunque cansados, satisfechos; yo diría que bastante satisfechos.
La visita a la casa natal de Lorca los ha puesto en contacto con el lugar de su nacimiento, el lugar en el que dio sus primeros pasos, en donde escuchó las primeras notas del piano, donde recibió los primeros mimos de doña Vicenta, su madre, y de sus criadas. En definitiva, el lugar donde se fraguó la primera sensibilidad de un poeta que ha dado tanto a la cultura andaluza, española y universal, un poeta apreciado y querido dentro y fuera de España. Y, desgraciadamente, un poeta de leyenda, por su pronta y cruel muerte.

Si quieres tener el texto que os leí en el autobús sobre los años de infancia de Federico García Lorca, pulsa aquí.

El hispanista Ian Gibson publica el libro Lorca y el mundo gay, en el destaca la relevancia de su
condición sexual en su vida y en su obra.



...Y verlos triscar por las rocas del Torcal, contemplar un paisaje único, con esas formaciones caprichosas creadas por la mano de la naturaleza, ha sido una auténtica gozada. La expresión de sus caras lo decía todo.
Vuestra profesora de Ciencias de la Naturaleza os deja este documento sobre la formación de estas curiosas rocas.

Álbum de fotos.

1 comentario:

Antonio dijo...

Hola, quiero decir que aunque la casa de Lorca estuvo muy bien, lo que mas me gustó fue la visita al Torcal, cuando escalaba las montañas y despues las bajaba... me sentía como Frodo en el Señor de los Anillos cuando tiene que pasar por una gran montaña cuyo nombre no recuerdo ahora, para poder llegar a los Montes del Destino. Aver si hacemos mas excursiones como las del Torcal.

Saludos.